427 Años del legado del Monasterio de las Madres Concepcionistas en Loja

Con siglos de historia, el Monasterio de las Madres Concepcionistas de Loja protege tanto bienes materiales como inmateriales, preservando la identidad cultural de la ciudad y ofreciendo productos artesanales tradicionales.

El 25 de marzo de 1597 marca un hito en la historia del Monasterio, cuando las hermanas Concepcionistas llegaron al pueblo de Loja para fundar esta venerable misión. Ubicadas cerca de la Catedral por orden del gobernador en tiempos de antaño, la comunidad ha sido testigo del desarrollo de la ciudad a lo largo de los siglos. Su misión como orden es la vida contemplativa, la oración, el servicio y la contemplación a Dios.

El Monasterio de las Madres Concepcionistas de Loja se erige como un monumento vivo del patrimonio cultural de la ciudad. La comunidad religiosa que habita el monasterio no solo custodia los valiosos bienes muebles e inmuebles heredados de generaciones pasadas, sino que también preserva el rico patrimonio cultural inmaterial de la región. Artesanías tradicionales y conocimientos ancestrales en el ámbito agroalimentario son parte integral de su legado.

Sor Lila Delgado, Vicaria del Monasterio, destacó la importancia de la venta de productos artesanales como una forma de mantener viva la tradición y sustentar la comunidad a lo largo del tiempo. Invita a la comunidad a consumir estos productos, que son elaborados siguiendo recetas naturales transmitidas de generación en generación.

Además de sus actividades cotidianas, las Madres Concepcionistas invitan a los visitantes a explorar el Museo del monasterio, donde se conservan valiosos tesoros que han sido parte de la vida diaria de las hermanas a lo largo de los años. Desde cuadros antiguos hasta objetos de uso cotidiano, estos artefactos son ahora reliquias que cuentan la historia de la comunidad religiosa.

Jimmy Pineda, agente de la Policía Nacional colaborador en el monasterio como guía en el museo, extendió una invitación a todos los lojanos y turistas para que puedan ser testigos del paso del tiempo y cultura en la ciudad de Loja, a visualizar los lienzos e imágenes que transportan en el tiempo hacia el pasado, ya que este museo se constituye como una joya patrimonial en medio de la ciudad. 

Con su dedicación a preservar y compartir el patrimonio cultural de Loja, las Madres Concepcionistas se erigen como guardianas del legado de la ciudad. Su labor no solo inspira orgullo en la comunidad local, sino que también promueve la apreciación y el respeto por la rica historia y tradiciones de la región.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *