Arte que brota desde el corazón de Loja en las manos de Kelly Iñahuazo

Desde sus primeros trazos hasta la creación de impactantes retratos, el universo artístico de esta lojana fusiona el realismo y el impresionismo en sus obras.

En el corazón de Loja, donde la creatividad y el arte se entrelazan en la esencia misma de la ciudad, emerge un talento excepcional que ha venido capturando momentos únicos. Kelly Iñaguazo, a sus 25 años, es una artista que ha logrado convertir su pasión en obras que son ventanas hacia lo desconocido. Su universo artístico une la pasión y la expresión, haciendo homenaje a la riqueza cultural que fluye por las venas de esta tierra única.

Su viaje en el mundo de la pintura comenzó cuando era una niña, prácticamente a la edad de 6 años, cuando rayaba las paredes de su casa. Su curiosidad por los colores y los trazos la llevó a involucrarse cada vez más en el arte, participando en talleres escolares y cursos infantiles de pintura. A los 13 años, se unió al curso del pintor lojano Ángel Aguilar; esta experiencia fue clave para su crecimiento como artista a tan corta edad. En su adolescencia, integró el colectivo de arte del colegio en el que estudió.

La artista menciona que aún se encuentra en búsqueda de su estilo personal, el cual se encamina hacia el realismo y el impresionismo. Le encanta pintar con pasteles y lápices de colores, pero las técnicas que más domina son acrílico y óleo sobre lienzo. Su influencia artística proviene de referentes como Vincent Van Gogh, pero sobre todo de Claude Monet y su alucinante impresionismo. Es así que su especialidad es pintar retratos, donde le apasiona capturar la expresión facial y mezclarlo con temas surrealistas.

El proceso creativo para sus obras consiste en tomar una imagen de referencia y jugar con ella, intentando darle un concepto propio fusionándolo con algo surrealista y añadiendo toques más abstractos.

Para esta joven pintora, ha sido un gran desafío equilibrar el tiempo entre su arte y su carrera como arquitecta, pero a pesar de ello ha logrado relacionar ambos aspectos, introduciendo en sus obras el equilibrio, simetría, pureza y perspectiva. En la parroquia San Lucas, participó en un proyecto pintando un mural con el concepto de la recuperación cultural de la comunidad, donde se plasmaron personajes representativos y elementos propios de la parroquia que gustaron mucho al público. También colaboró con una colega artista en un proyecto para un mural en el Colegio Lauro Guerrero con el tema del Feminismo.

Posee varias obras que ha expuesto en algunos restaurantes y, sobre todo, en su taller artístico. Ha estado tocando varias puertas para exponer sus pinturas, esperando que llegue la oportunidad adecuada.

Su aspiración es darse a conocer más en el medio, exponer sus obras y continuar con su proyecto ‘Bidujo’, orientado principalmente al body painting y, sobre todo, al belly painting en embarazadas. La lojana comenta que esto la emociona mucho, el poder retratar estos bellos momentos y ver la alegría de estas mujeres.

La artista sostiene que su sueño es lanzar una línea de obras que pueda ser expuesta, donde se relacione la arquitectura con su expresión artística, tocando la historia de Loja y retratando cómo hubieran sido ciertos eventos históricos, pero en otra realidad. Iñahuazo tiene muchas aspiraciones como artista y dejar el arte no es una opción para ella. Su consejo para los jóvenes artistas es confiar en sí mismos, ser constantes, practicar y mejorar sus habilidades. Finalmente, comentó: «En mi cuenta de TikTok @kellyic1 y en mi Instagram @kelly.ic.11 pueden encontrar muchas de las obras que he hecho y, sobre todo, ver cómo me divierto haciendo arte».

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *