Jennifer Samaniego, referente en innovación en América Latina

Jennifer, reconocida como Mujer del Año en Innovación, trabaja incansablemente por generar proyectos desde Loja hasta el ámbito internacional, con una visión que aspira cerrar la brecha de género y empoderar a las futuras generaciones en el campo de la tecnología.

Jennifer Samaniego Franco, reconocida recientemente por la BBC como una de las cinco líderes tecnológicas destacadas de América Latina, agrega otro galardón a su impresionante carrera: la Revista Hogar la ha nombrado «Mujer del Año en Innovación». En una entrevista exclusiva con La Hora, Jennifer compartió sus emociones tras recibir este prestigioso reconocimiento.

«Para mí es muy gratificante», expresó Samaniego, «no solo a nivel personal, sino también porque represento a un equipo excepcional de la UTPL, a las mujeres en tecnología y, sobre todo, a la ciudad de Loja». Su inspiración, mencionó, radica en generar iniciativas de impacto nacional que cierren la brecha de género y promuevan oportunidades para que niñas y adolescentes interactúen con la tecnología.

Acerca de sus proyectos más sobresalientes, Jennifer destacó la creación del Club de Realidad Virtual en equipo con la UTPL en 2019, el primer club tecnológico en la universidad, que sentó las bases para numerosas aplicaciones importantes en diversas áreas. Otro proyecto significativo fue la Red de Aprendizaje Inmersivo en 2021, que unió a 12 instituciones a nivel nacional para generar proyectos transformadores en la comunidad. Ha podido formar parte de proyectos pioneros como el aplicativo de autopsias virtuales para estudiantes de medicina legal y derecho. 

Samaniego compartió uno de sus próximos proyectos, que consiste en un libro de revitalización de los pueblos y nacionalidades aborígenes del Ecuador con realidad aumentada, y una página web con videos 360, que han sido desarrollados por estudiantes y docentes, con información que estará disponible para escuelas y universidades, y esperan sea un referente a nivel internacional. 

A pesar de su éxito, Jennifer reconoce los desafíos que enfrentan las mujeres en el campo tecnológico. «Afortunadamente, no he experimentado una brecha significativa», compartió, «pero he sido testigo de colegas que sí la han enfrentado». Destaca el autosabotaje como un obstáculo común y aboga por la creación de comunidades de apoyo y referentes femeninos en tecnología, como la iniciativa WikiFemTech que lanzaron en febrero para visibilizar a las mujeres líderes en tecnología en Ecuador.

En cuanto al equilibrio entre su vida personal y profesional, Jennifer enfatizó la importancia de la autoevaluación y la formación continua. Destaca la comunidad Mujeres TIC Ecuador, en Loja, como un espacio valioso para apoyarse mutuamente y mejorar tanto la salud física como emocional.

Al reflexionar sobre el futuro de la tecnología en Ecuador, Jennifer se muestra optimista. Comentó que planea seguir trabajando en proyectos que mejoren las prácticas preprofesionales para sus estudiantes, la vinculación con la comunidad y la búsqueda de fondos para generar un impacto nacional. Su visión incluye cerrar la brecha de género en tecnología y alentar a las jóvenes a explorar oportunidades en este campo en constante evolución.

Con un compromiso inquebrantable, Jennifer Samaniego continúa inspirando a las niñas y adolescentes a perseguir sus sueños con valentía y perseverancia, demostrando que el éxito en tecnología no conoce límites de género, ‘mi objetivo es continuar inspirando a las niñas y adolescentes, demostrándoles que son capaces de alcanzar sus sueños y lograr todo lo que se propongan con perseverancia y coraje ’, finalizó Samaniego.

Jennifer Samaniego Franco, reconocida recientemente por la BBC como una de las cinco líderes tecnológicas destacadas de América Latina, agrega otro galardón a su impresionante carrera: la Revista Hogar la ha nombrado «Mujer del Año en Innovación». En una entrevista exclusiva con La Hora, Jennifer compartió sus emociones tras recibir este prestigioso reconocimiento.

«Para mí es muy gratificante», expresó Samaniego, «no solo a nivel personal, sino también porque represento a un equipo excepcional de la UTPL, a las mujeres en tecnología y, sobre todo, a la ciudad de Loja». Su inspiración, mencionó, radica en generar iniciativas de impacto nacional que cierren la brecha de género y promuevan oportunidades para que niñas y adolescentes interactúen con la tecnología.

Acerca de sus proyectos más sobresalientes, Jennifer destacó la creación del Club de Realidad Virtual en equipo con la UTPL en 2019, el primer club tecnológico en la universidad, que sentó las bases para numerosas aplicaciones importantes en diversas áreas. Otro proyecto significativo fue la Red de Aprendizaje Inmersivo en 2021, que unió a 12 instituciones a nivel nacional para generar proyectos transformadores en la comunidad. Ha podido formar parte de proyectos pioneros como el aplicativo de autopsias virtuales para estudiantes de medicina legal y derecho. 

Samaniego compartió uno de sus próximos proyectos, que consiste en un libro de revitalización de los pueblos y nacionalidades aborígenes del Ecuador con realidad aumentada, y una página web con videos 360, que han sido desarrollados por estudiantes y docentes, con información que estará disponible para escuelas y universidades, y esperan sea un referente a nivel internacional. 

A pesar de su éxito, Jennifer reconoce los desafíos que enfrentan las mujeres en el campo tecnológico. «Afortunadamente, no he experimentado una brecha significativa», compartió, «pero he sido testigo de colegas que sí la han enfrentado». Destaca el autosabotaje como un obstáculo común y aboga por la creación de comunidades de apoyo y referentes femeninos en tecnología, como la iniciativa WikiFemTech que lanzaron en febrero para visibilizar a las mujeres líderes en tecnología en Ecuador.

En cuanto al equilibrio entre su vida personal y profesional, Jennifer enfatizó la importancia de la autoevaluación y la formación continua. Destaca la comunidad Mujeres TIC Ecuador, en Loja, como un espacio valioso para apoyarse mutuamente y mejorar tanto la salud física como emocional.

Al reflexionar sobre el futuro de la tecnología en Ecuador, Jennifer se muestra optimista. Comentó que planea seguir trabajando en proyectos que mejoren las prácticas preprofesionales para sus estudiantes, la vinculación con la comunidad y la búsqueda de fondos para generar un impacto nacional. Su visión incluye cerrar la brecha de género en tecnología y alentar a las jóvenes a explorar oportunidades en este campo en constante evolución.

Con un compromiso inquebrantable, Jennifer Samaniego continúa inspirando a las niñas y adolescentes a perseguir sus sueños con valentía y perseverancia, demostrando que el éxito en tecnología no conoce límites de género, ‘mi objetivo es continuar inspirando a las niñas y adolescentes, demostrándoles que son capaces de alcanzar sus sueños y lograr todo lo que se propongan con perseverancia y coraje ’, finalizó Samaniego.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *