Nueva especie de murciélago descubierta en Ecuador

‘Sturnira boadai’, una nueva especie de murciélago ha sido descubierta en el lado ecuatoriano de la Cordillera del Cóndor, que sirve de frontera natural entre Ecuador y Perú, según ha anunciado este viernes en Quito el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), que ha formado parte de esta investigación.

Esta nueva especie ha sido bautizada como ‘sturnira boadai’ y eleva a veinticinco el número de especies de murciélago reconocidas, de las que quince se encuentran en Ecuador, con el reciente hallazgo como una de las dos más pequeñas en tamaño.

El ‘sturnira boadai’ se caracteriza por tener el pelaje dorsal denso, con pelos largos de entre 6 y 7 milímetros con pelos de color marrón, con cuatro bandas de colores blanco, marrón, marrón claro y marrón oscuro.

El pelaje ventral y las partes inferiores son más claros que el dorsal. Los pelos ventrales son tricolores debido a que carecen de la punta terminal de color marrón oscuro de los pelos dorsales.

Asimismo, el pelaje está escasamente distribuido en la superficie dorsal del fémur, tibia, patas traseras, membrana y parte superior del antebrazo. Las membranas de las alas son de color grisáceo a marrón negruzco.

‘Sturnira boadai’ ha sido clasificada como “en peligro” debido a su distribución restringida en los bosques del sureste de la provincia ecuatoriana de Zamora Chinchipe, donde la Cordillera del Cóndor proporciona condiciones geofísicas únicas que influyen en la distribución y diversidad de la vida silvestre.

Las recientes expediciones a estas montañas han dado como resultado la descripción de nuevas especies de mamíferos endémicos, entre ellos los roedores rhipidomys albujai, thomasomys pardignasi, neacomys auriventer y rhagomys septentrionalis.

Desafortunadamente, esta fauna única está amenazada por una conversión acentuada del hábitat, incluidas las pequeñas granjas de subsistencia y la tala, por lo que el estado de conservación de esta nueva especie, actualmente conocida solo en esta zona, debe mantenerse como en peligro de extinción.

Además del Inabio, en el estudio han participado investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, la Universidad de Ohio (Estados Unidos), el Centro de Investigación para la Salud en América Latina (CISeAL), la estadounidense Universidad Arcadia, la Universidad Paul Sabatier Arcadia University, Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), Université Paul

Sabatier (Francia) y el Laboratorio de Evolución y Diversidad Biológica (UMR5174), también de Francia. EFE

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *